El continente americano se extiende de polo a polo dificultando el paso de los navíos del océano Atlántico al océano Pacífico. Los españoles se encontraron con este último a principios del siglo XVI por dos puntos muy distantes. Cerca del ecuador Vasco Núñez de Balboa cruzó el istmo de Panamá en 1513 y se dio de bruces con una gran masa de agua a la que bautizó como mar del Sur porque él y sus hombres venían del mar Caribe, que habían dejado al norte. Ese descubrimiento demostraba que al otro lado de las Indias recién descubiertas había otro océano y que, ese sí, conducía directo a la especiería. Siete años más tarde, en 1520, la expedición comandada por Fernando de Magallanes y que había partido de Sevilla un año antes con intención de llegar a las islas de las especias navegando hacia el oeste, descubrió el paso meridional y accedió al Pacífico, pero estaba muy al sur, por debajo del paralelo 50.

Tanto el istmo de Panamá, que se cruzaba a pie, como el estrecho cartografiado por Magallanes y que terminaría llevando su nombre, eran los dos únicos accesos al Pacífico navegando desde Europa o desde la costa atlántica de América. Uno no era un paso propiamente dicho ya que había que desembarcar y continuar por tierra, el otro estaba muy lejos de las principales rutas de navegación. Era necesario, por lo tanto, encontrar un paso en el norte que comunicase ambos océanos y que permitiese ir de las costas europeas a las del extremo oriente sorteando América en poco tiempo. Pero no era un camino fácil ya que entre medias se interponían los hielos del polo norte y una miríada de islas cuajadas de glaciares al norte de lo que hoy es Canadá.

Las principales potencias europeas se afanaron en abrir esa ruta que fue bautizada como paso del noroeste. Durante tres siglos españoles, ingleses, franceses y escandinavos enviaron varias expediciones a las aguas circumpolares para ser los primeros en llegar y asegurarse así una lucrativa ruta comercial. Lo intentaron primero desde el Atlántico, luego, a partir del siglo XVIII, desde el Pacífico, pero el paso del noroeste era esquivo y cruzar de un océano a otro por el norte se demostró un desafío mucho más complejo que hacerlo por el sur. En el siglo XIX se unieron a la aventura los estadounidenses, para quienes encontrar ese paso era una prioridad de Estado ya que el país se había extendido de costa a costa obligando a los barcos que iban de San Francisco a Nueva York a dar un larguísimo rodeo por el estrecho de Magallanes.

Pero todos fracasaron hasta principios del siglo XX cuando un explorador noruego, Roald Amundsen, lo consiguió navegando desde Oslo hasta Alaska en un barco de pequeño tamaño y adaptando la expedición a las condiciones polares. Como gesta aventurera era todo un logro, pero aquello no servía como ruta comercial viable. Para entonces el paso del noroeste había perdido ya su sentido. Poco después se inauguró el canal de Panamá permitiendo a grandes buques hacer el tránsito de océano a océano en unas pocas horas siguiendo el mismo camino que había realizado Núñez de Balboa cuatro siglos antes.

Esta búsqueda incesante del paso del noroeste dejó para la posteridad grandes expediciones en dos océanos cuyos capitanes se encargaron de cartografiar con sumo detalle las costas de los gélidos y traicioneros mares del norte. Pues bien, hoy en La ContraHistoria vamos a ver esto mismo, el modo en el que durante cuatrocientos años miles de hombres se empeñaron en encontrar un paso donde simplemente no lo había.

En El ContraSello:
– Santiago Vidaurri y Nuevo León
– El imperio mongol
– Sacrificios humanos

Bibliografía:
– “Viaje para el descubrimiento de un paso por el noroeste” de William Edward Parry – https://amzn.to/3UGrA4Q
– “Relación del viaje para reconocer el estrecho de Fuca” de Dionisio Alcalá Galiano – https://amzn.to/3Fh7yIi
– “Henry Hudson: La exploración de la costa este de América” – https://amzn.to/3W6MJGt
– “Indios y conquistadores españoles en América del Norte” de Jean-Michelle Sallmann – https://amzn.to/3BmZTHc

· Canal de Telegram: https://t.me/lacontracronica

· “La ContraHistoria de España. Auge, caída y vuelta a empezar de un país en 28 episodios”… https://amzn.to/3kXcZ6i
· “Lutero, Calvino y Trento, la Reforma que no fue”… https://amzn.to/3shKOlK
· “La ContraHistoria del comunismo”… https://amzn.to/39QP2KE

Apoya La Contra en:

· Patreon… https://www.patreon.com/diazvillanueva
· iVoox… https://www.ivoox.com/podcast-contracronica_sq_f1267769_1.html
· Paypal… https://www.paypal.me/diazvillanueva

Sígueme en:

· Web… https://diazvillanueva.com
· Twitter… https://twitter.com/diazvillanueva
· Facebook… https://www.facebook.com/fernandodiazvillanueva1/
· Instagram… https://www.instagram.com/diazvillanueva
· Linkedin… https://www.linkedin.com/in/fernando-d%C3%ADaz-villanueva-7303865/
· Flickr… https://www.flickr.com/photos/147276463@N05/?/
· Pinterest… https://www.pinterest.com/fernandodiazvillanueva

Encuentra mis libros en:

· Amazon… https://www.amazon.es/Fernando-Diaz-Villanueva/e/B00J2ASBXM

#FernandoDiazVillanueva #exploracion #polonorte Escucha el episodio completo en la app de iVoox, o descubre todo el catálogo de iVoox Originals

Para consultar este podcast haz click aquí La ContraHistoria - El paso del noroeste, el viaje imposible.