El 2 de noviembre de 1917, en plena Primera Guerra Mundial, en la se enfrentaban los imperios centrales de Alemania, Austriahungría y el Imperio Otomano contra una numerosa coalición capitaneada por ingleses y franceses, el ministro de Asuntos Exteriores británico Arthur Balfour remitió una carta a lord Rothschild, líder de la comunidad judía inglesa, la llamada declaración Balfour, que anunciaba el apoyo británico a la creación de un hogar nacional judío en Palestina.

Con esta medida, los británicos buscaban la alianza de las comunidades judías repartidas por el mundo. Querían que los judíos establecidos en Estados Unidos apoyasen el esfuerzo bélico estadounidense, que acababa de entrar en guerra. Pero, sobre todo, querían que los judíos residentes en el Imperio Otomano, también muy numerosos desde muchos siglos antes, actuasen como una quinta columna dentro del imperio. Los otomanos controlaban Palestina desde el siglo XVI, la Palestina que Balfour prometió a los judíos.

Pero sólo dos años antes, en 1915, Henry McMahon, el alto comisario británico en Egipto, había remitido una serie de cartas al jerife de La Meca, Husayn ibn Ali, para promover una revolución árabe contra el dominio otomano desde Arabia hasta Siria, territorios que, una vez finalizada guerra, quedarían bajo el control de Husayn, incluida Palestina.

Los británicos, como vemos, prometieron a dos grupos diferentes el mismo territorio para que sobre él se articulasen sus futuros Estados. Pero sucedió que, al concluir la Primera Guerra Mundial a finales de 1918, Francia y el Reino Unido, desmembraron el Imperio Otomano y se lo repartieron. No fue una solución buscada en el último momento, sino algo planificado con mucho tiempo. En 1916, justo entre las cartas de McMahon a los árabes y la declaración Balfour, el Gobierno francés y el británico sellaron un pacto secreto, conocido como acuerdo Sykes-Picot en virtud del cual si la suerte de la guerra les era favorables, procederían a apoderarse de todo Oriente Medio. Los actuales Siria y el Líbano pasaron a manos francesas mientras que lo que hoy es Irak, Jordania, Israel y Palestina se convetiría en un protectorado británico. Pero ni los árabes ni los judíos estaban dispuestos a renunciar a lo que, en diferentes momentos y diferentes personas -pero el mismo país- les habían prometido. Ese es el origen de un coflicto por un pequeño territorio entre Egipto y Siria que perdura hasta nuestros días.

Hoy con Alberto Garín vamos a indagar en los orígenes no tan remotos (están a sólo un siglo XX) para descubrir las claves de un problema que se fue enquistando a lo largo del siglo XX y que todavía vive entre nosotros.

Bibliografía:
– “El conflicto palestino-israelí: En cien preguntas” de Jean-Claude Lescure – https://amzn.to/34BYRXn
– “Una historia contemporánea de Palestina-Israel” de Jorge Ramos Tolosa – https://amzn.to/3usdRBs
– “La guerra de Palestina de 1948” de VVAA – https://amzn.to/3urUMzl
– “300 Preguntas en 300 Palabras” de Gabriel Ben-Tasgal – https://amzn.to/3c1iewO
– “El interminable conflicto en Israel y Palestina” de Antoni Segura i Más – https://amzn.to/3p7ZUI1

Apoya La Contra en:

· Patreon… https://www.patreon.com/diazvillanueva
· iVoox… https://www.ivoox.com/podcast-contracronica_sq_f1267769_1.html
· Paypal… https://www.paypal.me/diazvillanueva

Sígueme en:

· Web… https://diazvillanueva.com
· Twitter… https://twitter.com/diazvillanueva
· Facebook… https://www.facebook.com/fernandodiazvillanueva1/
· Instagram… https://www.instagram.com/diazvillanueva
· Linkedin… https://www.linkedin.com/in/fernando-d%C3%ADaz-villanueva-7303865/
· Flickr… https://www.flickr.com/photos/147276463@N05/?/
· Pinterest… https://www.pinterest.com/fernandodiazvillanueva

Encuentra mis libros en:

· Amazon… https://www.amazon.es/Fernando-Diaz-Villanueva/e/B00J2ASBXM Escucha el episodio completo en la app de iVoox, o descubre todo el catálogo de iVoox Originals

Para consultar este podcast haz click aquí La ContraHistoria - La cuestión de Palestina.